Gracias South Summit

Las cosas no pasan ni se construyen de la noche a la mañana. Donde muchas veces se habla de pelotazo, se esconden semanas, meses y años de duro trabajo. Solo así se puede entender el éxito de algunas empresas, ya sean tecnológicas o no, y de muchas otras iniciativas que nacen a su alrededor.

En los ecosistemas de startups de todo el mundo ha ocurrido y ocurrirá algo similar. Aunque existen excepciones, la mayoría de éxitos son una combinación de talento, mercado, producto y, para qué mentir, una pizca de suerte.

El caso de South Summit no es una excepción de esta regla.

Lo que comenzó siendo un evento con un tamaño limitado hace cinco años, se ha terminado convirtiendo en uno de los eventos de startups más importantes de Europa y España. En todo un referente para muchas de las multinacionales nacidas en nuestro país, para las startups ya consolidadas, para las que están naciendo, y para inversores llegados de todas las partes del mundo y que representan a fondos de primera línea como Index Ventures, Atomico, Accel Partners, Earlybird o Point Nine Capital. Sin olvidarnos, obviamente, de todos los fondos españoles que aportan su granito de arena para ayudar a que España se convierta en un referente, también, en tecnología.

Queda mucho por andar, estamos dando los primeros pasos, pero lo conseguido por María Benjumea, Liz Fleming y Sofía Benjumea se merece todo nuestro respeto y, sobre todo, nuestro aplauso. Porque iniciativas como estas ayudan a colocar, todavía más, a España en el mapa.

Fueron tres días repletos de charlas e invitados de primer nivel, con más de 12.500 asistentes, 600 inversores y 6.000 emprendedores. Cifras impresionantes y un esfuerzo que, al fin y al cabo, beneficia a todos los que participamos en este ecosistema.

K Fund estuvo presente en varias de las mesas redondas que tuvieron lugar durante South Summit 2016, y no queríamos despedirnos sin añadir algunos puntos relevantes que fueron comentados en las numerosas charlas y que hablan de las oportunidades y retos a los que se enfrenta el ecosistema tecnológico español.

Gracias South Summit.

  • Es un gran momento para las startups y el VC en España. Creemos que en eso coincidimos todos.
  • Es posible que la falta de activos rentables en otras categorías de inversión tradicionales estén despertando el apetito de los inversores por el VC más que antes y esto pueda provocar que haya algo más de dinero, pero estamos convencidos de que hay proyectos que gracias a esta financiación serán más grandes y conseguirán exits mejores.
  • Uno de los principales retos para el país siguen siendo los exits. Sin embargo, operaciones recientes como Ticketbis o Privalia indican que la cosa empieza a cambiar. Además, creemos que toda la dinamización del sector terminará demostrando que sí es posible hacer exits más grandes y rápidos.
  • Captar la atención de los usuarios es cada vez más difícil y solo los mejores consiguen hacerlo.
  • Algo similar ocurre también con el talento: construir grandes equipos sigue siendo un reto importante en España (y en otros países de nuestro entorno): hay que seguir animando al talento a emprender o a unirse a proyectos emprendedores
  • Los retos regulatorios importantes siguen estando ahí (como por ejemplo el exit tax o la fiscalización de las stock options), de ahí que todavía sea más admirable lo que muchos emprendedores e inversores están haciendo en este país.
  • En cuanto a quienes invierten en fondos, el capital público sigue teniendo un peso importante, aunque poco a poco el capital privado va despertando más interés. En ese sentido hay que trabajar factores como la regulación, educar mejor a los potenciales inversores para que entiendan mejor este mercado, dar más reconocimiento a los casos de éxito de los emprendedores y abrirse al mundo para conectar con potenciales inversores internacionales y hacer empresas más grandes.