¿Cómo funciona un fondo de Venture Capital?

K Fund es un fondo de venture capital que vive por y para los emprendedores. Queremos impulsar la evolución del ecosistema de startups español invirtiendo en empresas digitales y tecnológicas.

Si tienes un proyecto interesante que encaja con nuestros criterios de inversión y quieres que le echemos un vistazo, puedes ponerte en contacto a través de nuestra web.

Cada vez que vemos emprendedores nos damos cuenta que muchos no saben cómo funciona un fondo y el por qué de determinadas cosas. Hoy vamos a contar cómo funciona uno, qué hemos hecho para poner el nuestro a funcionar y en qué consiste nuestro día a día en K Fund.

Primero la historia…

Los inicios de un fondo es la historia de muchas empresas, unos socios que se juntan delante de un Excel, un business plan y oh, como en muchas startups, una ronda de financiación ;-)

En K Fund veníamos de un primer fondo llamado Vitamina K en el que buena parte del dinero venía de doce personas. Hicimos muchas cosas bien, pero una que pensamos que podíamos haber hecho mejor era tener más dinero. Por esto en K había que pedirle dinero a gente, no teníamos entre los socios esos 50 millones de euros.

Y ahí nos vimos, en junio de 2015, Carina, Ian e Iñaki delante de un ordenador, con nada más que un nombre un poco como homenaje a Vitamina K… ¿Y por dónde empezamos? Hicimos mucho thinking, preparamos las ideas principales de lo que queríamos construir, hicimos el modelo financiero, construimos una línea gráfica y llegamos a un documento que presentaríamos a inversores, que fue evolucionando pero que era como este….

En el camino tuvimos que constituir una Sociedad Gestora a la que llamamos Kanoar (Szpilka, Noel y Arrola) ¡qué difícil es encontrar nombres de empresas que estén libres en España! Tenía sentido construir una historia desde la seriedad de tener una Sociedad que diera tranquilidad a los inversores y que cumpliera con toda la normativa.

¿Y ahora?

Pues tras el ok del regulador de la Sociedad Gestora, que vino en Septiembre de 2015 gracias entre otros al gran trabajo de Cuatrecasas, nos quedaba un pequeño detalle, el vil metal… 50 millones de euros del ala, nuestra “ronda de financiación”

Y nos pusimos a ver potenciales inversores, particulares e institucionales en Madrid y en sitios tan dispares como Barcelona, Luxemburgo, Zaragoza, Valladolid… Y después de 2 0 3 reuniones y cerca de cuatro meses, conseguimos atraer al grueso de los inversores particulares que nos permitía hacer un primer lanzamiento del fondo y contar con el beneplácito del Fondo Europeo de Inversiones que haría de inversor ancla.

Nuestra base de operaciones durante ese tiempo fue CINK Emprende. Si no consigues atraer la inversión no te vas a meter en contratar una oficina de largo plazo y para eso, y para el contacto con los emprendedores, hacían de CINK el sitio.

¿Después? ¿O durante?

El equipo. La idea inicial era tener, además de los tres socios un director financiero, un analista y un office manager, algo ligero, ¿algo “lean” se decía? ¿O es que sólo las startups son lean? ;-)

Y en este tiempo encontramos al mejor director financiero del mundo, Proffesor Larrú, y ahí vino Jaime, oh, el centro del capital riesgo patrio jeje. Con lo que ya estábamos el grueso del equipo pero…. Ring ring, ¡que Pablo Ventura deja su trabajo! Y claro, hubo que hacer hueco para él …

Y en este periplo vino Adrian, Dani, Ramón pero claro, no vamos a extendernos más que esos post ya lo hicimos.

¿Y cómo funciona un fondo? ¿Cómo funciona K Fund?

Un fondo tiene un periodo de vida definido en el que hay dos periodos bien diferenciados: el de inversión y el de desinversión. En nuestro caso son cinco años de inversión y cinco de desinversión que hacen un total de diez años. Hay que entender por esto que un fondo quiere venir a comprar acciones y a venderlas en un máximo de diez años con lo que no es un matrimonio para siempre, habrá que romperlo.

El periodo de inversión del fondo es en el que se empieza a generar la cartera del fondo. En él no se invierte todo el capital; en el caso de K Fund el treinta por ciento, para así poder dedicar el setenta por ciento restante en los follow-on de aquellas compañías que evolucionen positivamente. Desgraciadamente, aquellas que no vayan bien no serán acompañadas intensamente; no se pone dinero bueno sobre dinero malo.

¿Y en cuántas compañías? K Fund invertirá en unas 25 compañías durante el periodo de inversión y lo hará en fase seed (cuando las compañías buscan de cien a quinientos mil euros) o en lo llamado Serie A (cuando las compañías buscan de quinientos mil a dos millones de euros)

¿Y cómo nos organizamos?

Pues sí, somos una startup como muchas otras. Una startup, que tiene unos ingresos que provienen del management fee, pero que vive en ese constante evolucionar de las compañías que nacen.

Y en ese evolucionar hemos ido cambiando el proceder, pero básicamente hay varias cosas a cubrir que podríamos dividir en cinco bloques:

  • Relación con nuestros inversores, que no en vano gracias a ellos existe el fondo. La labor de los socios es clave a la hora de visitar a inversores pero también hay un gran peso en el día a día de las comunicaciones por parte de Jaime y en todo lo que Ignacio hace como director financiero.
  • Todo el trabajo que hacemos para cumplir con la regulación y con los estándares de calidad que nos hemos marcado internamente. Ignacio es el líder de este apartado tan crítico en todo fondo y sociedad gestora.
  • Estudio de oportunidades de inversión para lo cual hacemos mucho trabajo de calle y de oficina para llegar a invertir en las mejores compañías. Aquí el trabajo está muy dividido entre todos, hay mucha calle que hacer y mucha labor de oficina, y casi todos estamos muy implicados en la detección de oportunidades y en la gestión diaria del deal flow que es liderada por Jaime y Pablo.
  • Una vez que invertimos viene el día a día con las participadas. Y ahí está el seguimiento de la evolución de las compañías, el rigor que exigimos en la recepción de los datos de las mismas, el valor que intentamos aportarles y aspectos formales como la asistencia a Consejos de Administración. Depende de quien haya hecho la operación, pero siempre asignamos alguien en el día a día de cada participada a pesar que entre todos tratamos de aportar nuestro granito de arena.

¿Y cómo es nuestra oficina?

Sencilla la verdad. No hemos querido gastar en oficina más allá de estar cómodos.

Con lo que aquí estamos, intentado dar un valor distinto al Venture Capital en España, queriendo invertir en las compañías que cambiarán el mundo y en el que esperamos aportar nuestro granito de arena, o nuestro hacha.

One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.